El significado del espacio que llamamos hogar, ha evolucionado por estos días en vista del confinamiento obligatorio que tenemos que vivir en la mayor parte del mundo, gracias al COVID-19. Con esto nos referimos a que el uso de los espacios ha cambiado; ya no pasamos todo el día en el trabajo y llegamos a dormir a casa, ahora nuestra casa es también nuestra oficina y el único espacio del que disponemos, para casi cualquier actividad, por lo que nos vemos obligados a pasar la mayor parte de nuestro tiempo ahí. ¡Pero si debería ser el sueño de todos poder quedarse en casa todo el día!, ¿o no? ¿te has preguntado si ese espacio que llamas hogar te hace sentir en realidad tan cómodo como siempre pensaste?

Esta nueva forma de vida nos ha puesto a cuestionar nuestros espacios, porque hay muchas personas agobiadas por el encierro, y es normal, pero esto puede deberse a diversas razones, entre ellas que nuestros espacios no estén realmente pensados de manera cuidadosa.

Cuando hablamos de la evolución de los espacios nos referimos principalmente que el hogar esta visto desde hace mucho, como el refugio en el que nos sentimos seguros, el espacio en el que podemos descansar después de un arduo día de trabajo, el espacio en el que compartimos con nuestros allegados, en el que disfruta

mos el fin de semana viendo películas, pero posiblemente no el espacio para albergarnos todo el tiempo, porque a pesar de ser nuestro, siempre estamos ahí de paso. Ahora de repente notas que hace mucho calor, que el ruido de afuera no te deja trabajar, que la luz no es suficiente o es demasiada, que tu entorno tiene muchos distractores; que no tienes un espacio adecuado para concentrarte y mil cosas más.

Según un estudio realizado en el European Network for Brain Evolution Research y de la Universidad de Bath (Reino Unido), los entornos bien planificados pueden promover nuestro bienestar y tener un efecto sobre nuestras decisiones y nuestra personalidad, por lo que el ambiente que creamos, puede a su vez crearnos a nosotros y hacernos la vida más fácil.

¿Cómo podría mi casa ayudarme con esto?

Bien, pues hay soluciones sencillas que si bien requieren de una inversión, esta no será mucho mayor a lo que pagaste por tener lo que actualmente tienes. Nos referimos a la ventanería de tu casa, un detalle en el que posiblemente no habías pensado y que con solo estar equipada con vidrios especiales ya podría generarte una disminución de la temperatura al interior para que estés mas cómodo, puede además brindarte el paso adecuado de luz natural para sentirte bien y disminuir el esfuerzo ocular sin necesidad de luces artificiales, y a su vez darte privacidad porque la vista de afuera hacia adentro es limitada.

Existen además soluciones acústicas, que van a permitirte reducir notoriamente el ruido del exterior para que puedas concentrarte más fácilmente y existen también soluciones integradas, que pueden brindarte todo al mismo tiempo, porque el mundo del aluminio y el vidrio tienen muchas mezclas posibles que pueden adaptarse a cualquier tipo necesidad.

Espacios iluminados en casa para mayor bienestar.

Lo que esperamos con este blog, es que nuestros lectores se cuestión en sus espacios y piensen si verdaderamente sienten ganas de estar ahí, porque a pesar de que por ahora debemos luchar contra esto con lo que ya tenemos a mano, está bien replantearse si merece la pena seguir viviendo en un espacio que parece prestado por el resto de la vida, cuando todo esto pase. El COVID-19 vino para obligarnos a cambiar de estilo de vida y esperamos que nuestros consejos les sirvan para renovar y que logren sentirse tan cómodos como siempre quisieron en el lugar que llaman hogar.

Subir
Hablemos